websitetemplate.org
 
Introducción > Entrevistas > Sergi Puertas
 
 
 
 
 

Sergi Puertas

¿Cual es tu visión, despues de los años, de esos primeros relatos que publicaste en internet?

En general creo que son muy chungos. Estuve recopilando los que menos me desagradaban para un libro de cuentos que estoy preparando, y hay algunos que puedo salvar, pero necesitan mucha reescritura. Y eso te hace reflexionar bastante acerca de la perspectiva que tienes en cada momento concreto sobre lo que haces y sobre lo que hacen los demas. Nada se mueve en terminos absolutos de "bueno" o "malo", todo va evolucionando... Yo he pasado como seis años currando como corrector de estilo, y eso, quieras que no, te genera una deformación profesional importante, pero tambien esta el rollo de que no se pierda la frescura, eso es muy importante. Normalmente, los escritores que más me gustan tienden a molarme mas en sus primeros libros, porque son mas frescos, mas directos, mas viscerales. A cierto nivel se perciben muy claramente las ganas de rajar, de dejar constancia de una vision personal del mundo. Luego muchos terminan convirtiendose en autores con mucho oficio, y me siguen gustando, sin embargo a veces me los imagino practicando la profesion como quien acude al trabajo a fichar. Por eso estoy obsesionado con no perder el rollo mas fresco, no vayamos a pautar demasiado. Pero ya digo, cuando releo mi material antiguo no solo encuentro errores de sintaxis y de estructura, sino trozos en que empiezo a narrar: "Por aquel entonces...", y a continuacion salgo con detalles de la vida de mis personajes que no tienen el menor interés. Errores de primerizo, de primerizo malo. En fin, hay unos pocos que no estan tan mal.

Eras uno de los escritores destacados de La fabrica de basura, donde incluso os juntabais varios escritores para crear obras conjuntas, ¿qué representó para ti formar parte de aquello?

Saque con mi excompañero de piso un fanzine que se llamaba Nameshifter, y fue a partir de ahi que Emilio Bueso nos escribió y nos dijo: "He visto lo que hacéis y me mola mucho, yo edito una cosa en la misma línea y tal, echadle un vistazo...”. Así nos conocimos. Le envié unos relatos y empezamos a liarla. A la larga casi todos los que andabamos metidos en aquello acabamos conociéndonos en persona y terminamos sacando un fanzine en papel que se llamaba Delito Pulp Magazine. Incluia a mucha de la gente que publicaba en la Fábrica. Delito era muy irregular, por no decir algo peor, pero alguno de los colaboradores era verdaderamente bueno. Justin McDuro, por ejemplo, que sigue escribiendo y que mas tarde fue finalista en un premio de ciencia ficción que organizaba la UPC. Su novelita aparecio publicada, el tío es buenísimo. O Hostile Reptile, que es el líder absoluto en dedicación, un tío muy interesante que con el tiempo ha llegado a publicar media docena de novelas. Ya ves, con la tontería. La mayoria de los que escribiamos por aquella epoca no le dábamos demasiada importancia al tema. Claro, nunca vimos un duro y muchos fueron abandonando... Yo tenía un curro en el que me pasaba como 9 horas o mas en oficinas, de informático en la Torre Cafre, en una franquiciadora de una academia de idiomas. Me chupe allí casi cinco años, tenía acceso a internet, y asi fue como empece a escribir poemas y relatos. No había escrito desde el cole.

¿Que escritores tenias como referentes en aquellos momentos?

Bukowski, Carver, Burroughs... todo este rollo. Kerouac no me gustaba tanto. Hay un tío que se llama Jim Harrison que tiene un libro titulado "Un día para morir" que es fabuloso. Solo puede encontrarse por los mercadillos porque está descatalogado, pero también va en esa línea. Narra el viaje desde México a los USA de unos borrachos desesperados que se han propuesto volar una presa. En fin, libros de este rollo reboton. O no tan reboton, porque Bukowski ni era tan joven ni se mostraba agresivo contra el sistema, él es la aceptación de que nada puede cambiarse, de que nada vale la pena. Yo había leído mogollón de chaval, sobre todo ciencia ficción y novela negra. A los escritores de linea dura los descubrí cuando tenía unos 20 años. Había empezado a currar en una mayorista de viajes, como teleoperador para que nos entendamos. Aquel fue mi primer empleo estable y lo estaba flipando, pero flipando de verdad. O sea, previamente había empezado dos carreras y las había dejado. Tambien habia hecho FP. Todo habia terminado en desastre, un "prueba y error" que terminaba siempre sin aciertos. Finalmente decidi dejar de estudiar porque ya estaba hasta los cojones, y cuando empecé a currar, pensé. "Esto es alucinante. Envejecere y me moriré amarrado a un telefono trabajando en una cosa de estas". Salia cada dia a las ocho y media con una depresión horrorosa y me emborrachaba a diario. La gente de turismo era muy golfa, cada día de parranda. Entonces aparecio un colega que me dijo: "Tienes que leer a un escritor que se llama Charles Bukowski, conociendote te va a encantar. Es tu rollo". Me leí toda la obra de Buk en un par de meses, y a partir de ahi pase a otro, y a otro mas. Supongo que hay una edad en la que todo el mundo descubre a Bukowski y a los autores beat. Aunque proveníamos de sitios muy distintos, todos leiamos aquellos libros. Para variar, yo llegué un poco tarde, porque ya digo que por aquel entonces ya habia cumplido los 20.

Ademas de en la Fabrica de basura, continuaste publicando tus textos en Nameshifter (junto con Diletante) y en Odd Fuckzine (con varios autores hasta 2002). ¿Como surgieron estos proyectos y en que se diferenciaban uno del otro?

Odd lo sacaban Rondador Nocturno y Vindicator, un autor que ahora vive en Valencia. Aparte de ser muy buen escritor, se ha autopublicado un libro, "Diario de un perdedor (Preguntale al calvo)". El tío me parece increíble. Justin McDuro y el son los dos autores mas grandes que he conocido gracias a todas estas movidas. Estoy seguro de que el día en que hagan una novela como Dios manda, que se sienten y se lo curren y tal, todos lo vamos a flipar. Desde hace años, Vindicator lleva uno de los diarios blog mas brillantes, frescos y mejor escritos que pueden encontrarse en la red. Supongo que, de algun modo, Odd prosiguio con la labor que en su dia hacia La fábrica de la basura. ¿Que en que se diferenciaba de Nameshifter? Pues en que ellos se lo curraron mogollon durante una temporada. Nosotros sacabamos Nameshifter solo muy de vez en cuando. Hay como 6 números en 11 años. Eramos y seguimos siendo demasiado gandules

Quizas el Odd Fuckzine fuera la única continuación que tuvo la Fabrica de basura. Al menos algunos autores escribieron en ambos sitios: Rondador Nocturno, Justin Mc Duro... ¿Sabes que fue de ellos? ¿Porqué tampoco continuó la publicacion de aquella revista?

Pues por eso, por pereza. No puedo hablar por ellos, pero me imagino que por ahi irian los tiros: te lías la manta a la cabeza con mogollón de ilusión, vas haciendo, y pasa la primera semana, y el primer mes, y llevas tres meses, y seis, y de golpe el fanzine se convierte en algo rutinario en lo que tienes que invertir tu tiempo. Pasan los años y no ganas en difusión, a lo sumo se mantiene, no hay incentivos. Y llega un buen día en que te dices: "Bueno, ya lo haré en otro momento, dentro de un rato", y a lo mejor el momento ya no vuelves a encontrarlo.

Quizas el proyecto que mas repercusión tuvo fue la página web que le dedicaste al escritor Charles Bukowski, fruto de la admiración que sientes por dicho autor, y que se ha convertido en la mas importante en lengua española. ¿Como empezó y evolucionó este proyecto?

La web se hizo prácticamente sola. Yo era muy friki, muy fan. Tenia muchos libros en ingles de Bukowski, porque por aquel entonces ninguno de sus volumenes de poesia estaba traducido al español y me hinché a comprarlos por internet. Como 20 o 30, tiene el cabron. Conque me curre unas traducciones espantosas de sus poemas y las colgué, y la gente que venga a mandarme agradecimientos y a mandarme mas traducciones. El 85% o 90% del material que figura en el site son aportaciones de los lectores. No es que yo pretendiera en plan "voy a hacer la web de Bukowski mas importante del planeta", me limite a colgar unos diez poemas y un poco de bibliografía y la cosa fue creciendo. Tampoco es que sea algo faraónico, pero en fin, es de las primeras en salir en google y eso siempre tiene su gracia.

Tu primer libro de poesia en papel ("Ángeles cansados", 1999) aparecio englobado en el proyecto deabruak, de tu amigo Alber Vazquez. Posteriormente sacaste "Tira mis sueños a la calle y la lluvia los hará crecer (Crecida Editorial, 2000). ¿Como se produjo ese salto al papel?

Previamente habia escrito muchos poemas, pero eran tela marinera. Y hay cosas que sí que me
gustan de ambos libros, pero hay otras que las releo y mi reaccion es: "¡Tierra trágame!". Pero, una vez más, hay que apechugar con lo que uno hace, y está bien que estén ahi, que cojones. Los de Crecida encontraron mi obra por internet, fue así como se pusieron en contacto conmigo. En ese sentido sí que flipé un poco. Un tío al que creo que no he llegado a conocer nunca, me envió un correo electrónico diciéndome que le gustaba mucho lo mío, que se lo había pasado a su editor, y que a este también le había molado y me quería publicar un libro. Bueno, pues empezamos a cruzar cartas y fui viendo que todo era una cosa como un poco como de pueblo, para que nos vamos a engañar. El libro quedo majo, eh, pero la editorial estaba allí por Huelva, ni siquiera Huelva city, sino en una aldea que se llamaba Ayamonte. Fui allí a hacer una presentación y eso estuvo muy guapo. Coincidio ademas con una convención de fanzines que montaban en Punta Umbria, la organizan cada año, creo. Los fanzineros nos invitaron gracias a Delito Pulp Magazine y fuimos con la estancia pagada. Tambien los de Huelva me pagaron la noche que dormi en Ayamonte, y yo flipando. Habia pasado de escribir a ratos en la oficina a viajar a Huelva por la cara. Lo de los fanzineros tambien estuvo guapo. Habia fiestas por la noche, mesas redondas, gente hablando, borrachos pasados de todo. Personajes delirantes, yayos increíbles que llevaban 30 años sacando el mismo fanzine y habian rebasado el numero 150. Un micromundo muy interesante. Recuerdo a unos chavales que sacaban una cosa que se llamaba La última canana de Pancho Villa que estaba muy bien. Llevaban un montonazo de números que consistian en las tapas y cuatro páginas y gracias a ellos descubri a Kenneth Fearing. Yo creo que los cabrones iban pasados de drogas psicodelicas, porque cuando los pillabas por la noche nada de cuanto decian tenia sentido, pero eran muy divertidos. En fin, todo fue gracias a internet. En este sentido, internet mola mucho. Ademas, te permite obtener feedback directamente de tus lectores.

Alternas prosa y poesia, como algunos grandes escritores, como Kerouac, o el mismo Bukowski. ¿Has escrito otros generos como teatro o guiones?

No, la verdad es que no. Ahora igual me pongo con un guión. Estoy escribiendo una novela de estructura muy clásica, y a lo mejor cuando la termine la adapto yo mismo. Porque con la narrativa practicamente no ves un duro, y en cambio tengo amigos metidos en el mundo del guion y esa es una historia totalmente distinta. Un golpe de suerte no te hace rico, pero puede solucionarte el alquiler por un tiempo. Por ejemplo, solo por meterle mano al guión de otro, te puede caer un kilo. No es mi ámbito y tampoco es que me muera de ganas, pero adaptar mi propia historia me llama, no creas. En fin, no es mas que otro proyecto absurdo...

Tambien eres conocido por haber sido redactor jefe de la revista El Vibora, por lo que has vivido el mundo del cómic desde dentro. ¿Como empezó tú vinculación con ella y como fue la experiencia de vivir los ultimos coletazos de tan mítica revista?

Hombre, el contacto tuvo algo de nepotismo. Yo conocía el anterior redactor jefe, que habia leido mis articulos sobre comic y siempre me decía que yo escribía muy bien. Cuando el dejó el trabajo, me propuso optar al puesto. Creo que eramos 3 o 4 candidatos y nos sometieron a las pruebas tipicas: la redaccion de una contraportada de un álbum, de una biografía, de una nota de prensa... Se ve que me salieron bien, porque me pillaron. Y allí me tiré mas de 5 años, ¡mi record de permanencia en un curro! En cuanto a lo de la revista, el tema es complicado porque ya hacía mucho tiempo que estaba tocada de muerte. El nivel de ventas estaba hecho papilla, la cosa venia de lejos. Felix, el anterior redactor, me dijo: "Espero que no te toque a ti cerrarla, porque ya llevamos aquí una temporada en que los redactores que vamos pasando por el puesto nos decimos: me va a tocar a mi, me va a tocar a mi...".  Y me tocó a mi, claro. Es de esas cosas que se ver venir. Al final petan. Desde fuera, igual fue un gran sorpresote, o a lo mejor no. Pero desde dentro fue la crónica de una muerte anunciada. Probamos a hacerla mas underground, a hacerla mas asi, a hacerla mas asá... Las tetas en portada y las historias de rollo guarro que tiempo atras habian salvado a la revista de la quiebra habian permitido en su dia que la revista aguantara, pero a la larga quedaron como un estigma y colaboraron a su defuncion. Dio lo mismo que los contenidos fueran evolucionando. Quedó un poco en tierra de nadie, y aunque a lo largo de la última etapa hicieramos desaparecer las historias guarras, el público del underground ya se había bajado del carro hacia muchos años, ya iba a otro rollo. Y la gente que compraba la revista para ver tetas y pollas y corridas, pues supongo que tambien.

Tu primera novela, "Porque sí" (Verbigracia, 2004), fue escrita en el 2000. ¿Tuviste que llamar a muchas puertas para que alguna editorial se interesara por publicarla?

Es una novela que escribí con veintipico años y que moví muy poco. En su dia la envié a un par de editoriales y al premio Nadal, porque para mí el Nadal es como una tradición. No es que pretenda ganar, es mas bien que como soy vago e inconstante, al menos me da una fecha para la cual mis novelas tienen que estar terminadas. Y eso, la envié a esos sitios y obviamente no pasó nada, como era de esperar. Entonces la colgué a internet. Luego me puse a trabajar en otra novela que a dia de hoy sigue inedita, y mi amigo, Alber Vazquez, al que le pase un cacho, me dijo que estaba de puta madre, que se la rularia a su editor a ver que tal. Al editor le encanto y me llamó preguntandome si tenia algun libro acabado. Yo le dije que si, que tenía otra novela, pero que era una cosa muy vieja y muy rara y que no sabia yo si le iba a interesar. "Mandamela, mandamela", me dijo, y terminó publicándola. Le metí bastante mano, así que la versión publicada es algo diferente de la que se encontraba en internet, pero ya se sabe lo que pasa con las novelas. Tienen su propia voz y su propia identidad, y aunque te dediques a cambiar mil detalles, esencialmente terminan por parecerse a si mismas.

"Porque sí" está ambientada en una carcel y se centra en un personaje que es un perdedor absoluto. ¿Cual fue el motivo de escoger esa tematica?

Es una buena pregunta, y no creas que lo tengo demasiado claro. Por un lado queria hacer algo de género. Por otro estaba aquel estilo de narrar tan extraño que me habia inventado. El resultado fue aquel experimento. De hecho, no he escrito nada mas en esa linea. El resto de mi material, incluso el que permanece inédito, es mucho mas cotidiano, mas cercano. Cuando hablo de nuestros barrios y de nuestros curros, prefiero usar un estilo tan cercano como sea posible para que la conexión con el lector sea inmediata. "Porque sí", en cambio, tiene un tono mas artificioso, mas literario, viene a ser casi como una fábula sin enseñanzas. Lo bueno que tiene hacer género es que no tienes que molestarte en explicar prácticamente nada. Todos hemos visto mil películas de prisiones, asi que eso me ahorró describir el lugar, el ambiente y las rutinas carcelarias y me dejo mucho mas espacio para desarrollar rollos mentales, paranoias, y ese estilo tan marcado, con frases bucle y repeticiones constantes. Los elementos de trama, funcionen o no, fueron encajando de manera natural, esa es otra ventaja de hacer genero. El argumento, de hecho, era lo que menos me importaba, y tal vez no sea particularmente brillante, aunque después hay gente que ha leído todas mis novelas y me dice que "Porque sí" es la que más le ha gustado. En este sentido me alegro de que apareciera publicada. Es un caso paralelo a lo que me sucede con algunos de mis antiguos poemas. Pueden parecerme una roña, pero a lo largo de los años voy encontrandome con gente que lo flipa con algunos de los que yo considero peores. Hagas lo que hagas, es conveniente dudar del propio criterio. A la hora de escribir, uno tiene que hacer lo que puede y abstenerse de emitir juicios, que sean los demas quienes opinen. Eso hago yo, que ya no entiendo nada.

Posteriormente escribiste dos obras muy parecidas ("Subnormal" y "Mindundi", ambas publicadas el 2005) que, a diferencia de tu primera novela, se desarrollaban en un entorno urbano y mas cotidiano. Incluso las històrias y los personajes podian considerarse mas cercanos. ¿Como se llevó a cabo la escritura de estas?

Son los dos primeros volumenes de una trilogía, por eso son tan parecidas. La idea era escribir tres historias independientes donde el nexo fuese la voz del protagonista. Aunque
se trate de tres personas diferentes en circunstancias diferentes y con vidas distintas, en el fondo se trata del mismo personaje. En "Subnormal" es un adolescente, en "Mindundi" un treintañero, en la tercero un tipo que ronda los cincuenta. Ya lo he terminado y pensaba titularlo "Jubileta", lo que pasa es que algunos amigos me apuntan que el título le da al libro un aire guason que tal vez no tiene. Yo creo que en cierto modo sí que es muy comico. Esta ambientado en un geriátrico y básicamente es de un pringado, como siempre. Tengo una amiga que trabajaba en uno de ellos y el tema de las residencias de yayos es espeluznante, flipé mogollon a la hora de documentarme. Fue al terminar "Subnormal" que pensé que tenia muchas mas cosas que decir sobre el protagonista, muchas mas frases que poner en su boca. Solo que, en aquel momento no hubiera tenido sentido que las dijera porque apenas tenia 18 años y no podia estar tan quemado como lo estoy yo. Como tampoco queria escribir propiamente una secuela, me invente el rollo este, a traves del que retrataria los tres estadios del ser humano: juventud, madurez y decrepitud. De un ser humano al que las cosas le salen mal.

He leido la entrevista que te hizo Alber a finales del 99 respecto a tu proyecto musical dioxid, donde comentabas como creabas música con la ayuda de ordenadores. ¿Que ha sucedido en la faceta musical de tu vida desde entonces?

Jaime Martín, un dibujante de cómic al que muchos conoceran como autor de "Sangre de barrio", me dijo una vez que lo del cómic es el horror porque se paga fatal, pero que con la música ya lo flipas (Jaime tiene un hermano músico). Es rigurosamente cierto que las oportunidades ahi son tirando a nulas, más aun si haces música experimental y ruidismo como hago yo. Lo cierto es que no he dejado de tocar nunca, pero solo para divertirme, ya no me molesto en tratar de mover mi material. Ultimamente estoy componiendo y tocando con Josep Maria Beá, que tambien fue dibujante de comic y editor de Rambla. Uno de mis autores favoritos de comic de todos los tiempos, en realidad. De chaval, yo y mis colegas lo flipabamos de la hostia con sus tebeos. Ahora Beà y yo estamos trabajando en lo que sera la banda sonora de "La Esfera Cúbica", uno de sus tebeos, que saldra reeditado proximamente y con el que se adjuntara el CD que estamos haciendo. Josep Maria es un tio verdaderamente increible. Al igual que yo, empezo como guitarrista. A sus sesenta y pico años se ha comprado un Mac para hacer musica y el tio ha resultado ser un fiera tambien en este campo, es un puto genio. Empezó esta banda sonora como proyecto personal, luego comenzamos a intercambiar canciones e ideas, y finalmente me propuso que la hicieramos juntos. Las circunstancias en que Beà y yo nos conocimos parecen una puta historia de Paul Auster. La cosa fue como sigue: años atras, cuando yo aun curraba en El Vibora, le regalé a Jaime Martín un ejemplar de "Tira mis sueños a la calle..." . Pues bien, al cabo de un tiempo, me viene Jaime y me dice: "Le he pasado tu libro al Beà, que es colega mio, y me ha dado una cosa para tí”. Me da un paquete, lo abro, y me encuentro una botella de Cardhu Reserva 12 años con una carta donde Beà me dice que mis poemas le han llegado al alma y tal. Ese creo que ha sido el mayor momento de gloria que me ha deparado la literatura hasta ahora: ser admirado por uno de mis artistas mas admirados sin que mediara ni siquiera la distorsion que siempre provoca la amistad, porque por aquel entonces no nos conociamos. Le envié un correo electronico dandole las gracias y luego intercambiamos algunos correos mas, pero como ninguno de los dos somos demasiado gregarios, aun tardamos un par de años en conocernos personalmente. Coincidimos en una cena en casa de unos amigos comunes y a partir de ahi nos hicimos supercolegas. El tio necesitaba una guitarra electrica y le regalé la que tocaba yo cuando tenía 16 años. Si alguien le hubiera dicho a aquel cretinin que era yo con 16 tacos que la guitarra que estaba tocando terminaria en manos de su idolatrado autor de comic, con quien compartiria ademas una amistad de puta madre, no hubiera creido una sola palabra. Es casi paranormal.

La última moda de internet son los blogs personales. Tu ya has tenido algunos, como "Mucho ruido y pocas balas", pero como comentas en tu pagina, te cansaste de ellos. En internet hay un montón de páginas vinculadas con tu nombre. Con el tiempo colaboraste en varios sitios, como babab. ¿Consideras que es un buen medio para los escritores la publicación online de sus textos? ¿Como ves el movimiento literario en internet?

Sí, creo que me ha ayudado. Hombre, me gusta creer que, de un modo u otro, con el tiempo, habria acabado escribiendo igualmente, pero si no fuera por internet probablemente habria tardado mas en descubrir que eso era exactamente lo que queria hacer. Con los años llegas a la conclusión que, mas o menos, acabas donde tenias que estar, haciendo lo que tenias que hacer, por mas el trayecto haya sido zigzagueante y lleno de requiebros e incoherencias. El factor suerte juega su papel, evidentemente, pero acabe currando en los tebeos, que siempre me han gustado la hostia, y escribiendo libros, que tres cuartas partes de lo mismo. En el momento no parece que haya un direccion prefijada, vas haciendo las cosas sobre la marcha. Escribes tus poemas en la oficina y los mandas a una lista de correo. De repente resulta que gustan mucho, y aparece un tío de Huelva que te dice que te quiere publicar un libro. Te dices: "Hostia, pues me lo voy a tomar un poquito mas en serio". Es mas sencillo asi que si lo que escribes lo leen solo tus colegas o tu chati, o nadie. Cuando empiezas, alienta mucho tener feedback positivo de manera sistematica. No creo que estas bobadas en las que me ocupo puedan considerarse una profesion, entre otras cosas porque lo que saco de ellas apenas me da para unas cenas y unas copas, pero me lo paso cañon haciendolas, y si a la gente le gustan, pues guay. Es cosa de divertirse, de meterle horas, y a lo mejor algun día suena la flauta y te llaman para editarte algo. O para colaborar en algun lado, como ha sucedido con ciertos bloggers, que terminan cobrando por escribir. El tío que lleva La Carcel de papel, por ejemplo que ahora tiene un blog en El Pais Digial. El tío vale, desde luego pero si ha pasado tantos años escribiendo sobre comic por la cara es porque le mola. A dia de hoy, no tengo muy claro como anda el tema de revistas de literatura underground en la red. Reconozco que ni me he molestado en buscar si existe en la red un equivalente a La fabrica de Basura o algo así, pero hay bloggers de los que soy autentico fan. Gente que solo publica en internet y cuyo nivel es infinitamente superior al de muchos autores que publican en papel. Son pocos, porque como en todos los ambitos, el 99% de lo que se publica en la red es pura mierda. Pero en ese uno por ciento hay cosas muy interesantes, y luego hay cosas que dices: "Esto debería estar en todas las librerias entre dos tapas duras. Esto es la puta bomba". En fin...

Libros Imprescindibles:

Philip K. Dick: "Valis"
Thomas Bernhard: "El malogrado"
Kurt Vonnegut: "El desayuno de los campeones"
Fernando Pessoa: "Libro del desasosiego"
Jim Harrison: "Un buen dia para morir"
Jim Thompson: "1280 almas"
Juan Bonilla: "Yo soy, yo eres, yo es"
Chuck Palahniuk: "Superviviente"
Franz Kafka: "El proceso"
Irvine Welsh: "Acid House"
Fernando Vallejo: "La virgen de los sicarios"
Fedor Dostoievski: "Memorias del subsuelo"


Discos Imprescindibles:

Coil: "Horserotorvator"
The Chameleons: "Return of the Roughnecks"
King Crimson: "Beat"
The Young Gods: "Play Kurt Weill"
Nine Inch Nails: "The downward spiral"
Current 93: "An introduction to suffering"
Mike Oldfield: "Ommadawn"

Peliculas Imprescindibles:

Seconds, de John Frankenheimer
All That Jazz, de Bob Fosse
Faces, de John Cassavetes
El Fantasma del Paraiso, de Brian de Palma
Requiem por un sueño, de Darren Aronofsky
Olvidate de mi, de Michel Gondry
Ni uno menos, de Zhang Yimou

Lugares Imprescindibles:

Mercado de los Pajaritos
Psilocybe cubensis
Plaza Djemaa el Fna
Arjan haze #1

Webs Imprescindibles:

www.queridoantonio.com
diariodeunperdedor.blogspot.com
bleturge.librodenotas.com
blogs.elpais.com/nachovigalondo