websitetemplate.org
 
Introducción > Artículos > Música > Turbonegro
 
 
 
 
 

Turbonegro

<Esta crónica ha sido extraida de la web www.riff-fanzine.com>

Apolo (Barcelona), 17.mayo.2003

Grandioso espectáculo. Lo que Turbonegro ofreció a las más de seiscientas personas que abarrotaban anoche Apolo fue mucho más que un simple concierto. Fue casi una hora y media de entretenimiento en el más amplio sentido de la palabra. El grupo noruego nos demostró que el rock no son solamente buenas canciones (aunque estas sean muy necesarias) sino sobre todo ACTITUD y PASIÓN, cualidades de las que los escandinavos andan más que sobrados.

¿Qué puede uno hacer ante una exhibición que comienza con The Blizzard Of Flames, engarza con Wipe It 'til It Bleeds y finaliza con un bis formado por The Age Of Pamparius, Get It On y I Got Erection? Nada, salvo rendirse ante la evidencia y disfrutar de todas y cada una de las canciones que formaron la actuación.

Unas canciones que sonaron perfectas, magníficas y que justifican por sí solas toda la expectación levantada por el regreso del mejor de todos los grupos de rock escandinavo (una etiqueta esta tan necesaria/innecesaria como cualquier otra). Destacar algún momento en especial del concierto es difícil: un desquiciado Hank Von Velvete (impagables parlamentos entre canción y canción) cantando Drenched In Blood con una cubitera que hasta hacía unos momentos contenía "sangre" a modo de sombrero, un genial Euroboy tocado con un sombrero vaquero a hombros de un roadie desgranando los solos de Prince Of The Rodeo...

Cualquiera de ellos mereció la pena. Las sonrisas del público al encenderse las luces y regresar al triste mundo real demostraban que viajes a la oscuridad como el propuesto por Turbonegro son hoy en día más necesarios que nunca

Chris Peterson -  23.03.2005