websitetemplate.org
 
Introducción > Artículos > Música > Skinny Molly
 
 
 
 
 

Skinny Molly

Razzmatazz 3
05/05/05

Texto: Kiko Cantero – Fotos: Felipe Muñoz

¿Qué hubiera sido de haber estado sobre el escenario Molly Hatchet o Lynyrd Skynyrd? Si esta banda de postín, con todos mis respetos sobre todo para Dave Hlubek, incendiaron la sala pequeña de Razzmatazz a base de clásicos del mejor rock americano, tener delante a los auténticos hubiera sido algo grande, muy grande.

Y realmente todo el mundo disfrutó, más con los temas de Lynyrd Skynyrd, la mayoría del repertorio, que con los escasos tres o cuatro de los Hatchet. Hlubek físicamente está muy deteriorado con un sobrepeso que le impide incluso andar normalmente, pero cuando ejercita sus dedos sobre el mástil, no tiene nada que envidiar a aquel joven que compuso joyas como “Gator Country” o “Flirtin´ with disaster” a finales de los ´70.

Mike Estes, aunque fuera un Skynyrd menor, no le va a la zaga, e interpretó a la guitarra y cantó como si la vida le fuera en ello, pero claro quien se puede resistir ante himnos como “Simple man”, “Gimme three steps”, “Sweet home Alabama” o esa maravilla que tendría que ser lección obligada en las asignaturas de música de todos los colegios del mundo, llamada “Free Bird”.