websitetemplate.org
 
Introducción > Artículos > Música > Mooney Suzuki
 
 
 
 
 

Mooney Suzuki

<Esta crónica ha sido extraida de la web www.riff-fanzine.com>

 

La [2] (Barcelona), 18.octubre.2007

Los días en los que Mooney Suzuki era una de las bandas más queridas del underground americano pasaron a mejor vida tras la edición de Alive & Amplified, sensación ratificada con el reciente Have Mercy. El resultado de su ambición acabó dejando un sabor agridulce con aquel intento de llegar a un público más amplio que fue su debut en multinacional (no por el hecho de intentar gustar a más gente sino porque el disco resultó más irregular de lo deseable) y el último álbum ha resultado muy decepcionante para la mayoría de su parroquia (y no hay para tanto, la verdad). Así que, tras su discutido paso por el Azkena y poco más de 5 años después de que dejaran KO a la sala Màgic en lo que fuera una de esas veladas de las que aún se habla por Barcelona, podía dar sensación de que los Mooney eran arroz pasado.

Nada más lejos, en directo siguen siendo las mismas fieras que antaño si bien eso también es discutible. Para empezar, porque el único que queda de aquella formación es el incomensurable Sammy James Jr. Pasando del look garajero de la gira de Electric Sweat a una mezcolanza de estilos (destacando el look a lo Fama de James Jr.), los Mooney mantienen las mismas constantes. Mucho mejor cuando atacan repertorio de sus dos primeros discos, especialmente de esa BIBLIA que es el People Get Ready, que cuando repescan las de los dos últimos.

Si bien pocas pegas se pueden poner a canciones tan conseguidas como "Legal High", "99%", "First Comes Love", el toque Pogues de "Good Ol' Alcohol" o "Alive & Amplified" (que sonó deslucida sin los coros del original) aquello se venía abajo, a pesar de la frialdad inicial y la escasa entrada, con "Sing a song about today" (con la que abrieron), "Yeah You Can" (con la que cerraron), "Electric Sweat" engarzando con "In a Young Man's Mind", una fantástica "Half Of My Heart", "Turn My Blue Sky Black" o "I Woke Up This Morning", por decir algunos de sus clásicos básicos que sonaron el pasado jueves.

Su sino parece ser la segunda división, tercera a juzgar por la entrada de otro día, pero de momento hay que seguir admitiendo que la autodenominada "most hardworking band in R&R" sigue en buenísima forma y sin olvidar ni uno solo de los elementos que hacen que un concierto de "ruakanruol" pase de simplemente bueno a memorable.

Chris Peterson -  22.10.2007