websitetemplate.org
 
Introducción > Artículos > Música > Mötley Crüe
 
 
 
 
 

Mötley Crüe

Pabellón Principe Felipe (Zaragoza)
25/06/05

Texto: Kiko Cantero – Fotos: Felipe Muñoz

¡Niñas y niños! ¡Damas y caballeros! ¡El gran circo del rock and roll ha comenzado a rodar con unos ilustres anfitriones: los inigualables Mötley Crüe! Y es que en este “Red, White & Crue Tour”, Sixx, Neil, Mars y Lee han regresado como en sus mejores tiempos, con un espectáculo circense con enanos, escupe fuegos, grotescos clowns y como es habitual en una banda de estas características, bailarinas espectaculares ligeritas de ropa.

El impresionante montaje estadounidense aquí ha sido desgraciadamente reducido, pero aun así el espectáculo es una auténtica delicia con explosiones y llamaradas, trapecistas femeninas y mucho rock & roll. El show comienza con una pantalla en la que podemos ver a los Crüe caracterizados en animación para dar paso a una selección de sus temas más antiguos, ya con la banda en escena: “Shout at the devil”, “Red hot”, “Live wire”…

Vince Neil tiene mejor aspecto de lo que me esperaba y aún conserva perfectamente su voz; Mick Mars tiene un aspecto patético, su rostro se asemeja al de Eduardo Manostijera pero sigue tocando como siempre; Nikki Sixx es todo lo contrario, un torbellino sobre el escenario y en un estado de forma envidiable y Tommy Lee sigue mostrándose como uno de los mejores baterías y además toma el protagonismo en la segunda mitad del show, cargado con una cámara que enfoca al público y en la que pide a las mujeres que enseñen sus tetas.

En esta segunda parte del concierto, tras un descanso de quince minutos que se hace eterno, suenan los temas más exitosos: “Girls, girls, girls”, “Kickstart my heart”, “Same ol´ situation”… y un “Home sweet home” cantado prácticamente por el público. Llegado el final, aun hay tiempo para un bis, esta vez la versión de “Anarchy in the U.K.” secundada por cientos de explosiones y con la satisfacción de los presentes que regresaban a casa, o no, de haber presenciado uno de los mejores espectáculos rockeros que hay en la actualidad.