websitetemplate.org
 
Introducción > Artículos > Música > Lords of Altamont
 
 
 
 
 

Lords of Altamont

<Esta crónica ha sido extraida de la web www.riff-fanzine.com>

 

KGB (Barcelona), 26.enero.2006

Desde las profundidades de los garajes de Los Angeles, estos chicos invadieron la pequeña sala barcelonesa para ejecutar un pedazo de concierto de rocknroll que hizo adelantar a primera fila a toda la gente que durante el concierto de los locales Angryman estaba en la barra.

Para qué voy a engañar a nadie diciendo que los conocía a la perfección. Tan solo había oído unos cuantos temas y me habían parecido muy cañeros, lo suficiente para ir a mover el body por allí. Efectivamente las expectativas y los comentarios de algunos amigos se quedaron cortos ante el espectáculo que ofrecieron.

Con un fondo proyectado que parecía fruto de un viaje lisérgico, la banda subió al escenario con Jake "Preacher" Cavaliere como abanderado y su órgano mega movible arriba y abajo por el escenario tratando de tocar y cantar a la vez con posturas imposibles de describir y realizar por los seres humanos mortales. ¿Aún no he hablado de su música no? Pues su estilo se podría denominar punk rock, o rock bastardo... pero tampoco sería eso. Es una mezcla entre Hellacopters con Cramps, y además el estilo de vestimenta de Jake era totalmente inspirada en los Cramps. ¡Qué bueno es ver esas cruce gamadas en las cazadoras tejanas otra vez! (abstenerse los que no sean fans de Motörhead!).

El concierto fue largo, más de una hora y media diría, porque tocaron 21 temas, todos incluidos en el set list y hasta diría que algo más y todo. Lo mejor: que esto lo ha hecho una banda muy rodada. Por ejemplo Jake estaba en los Fuzztones, y además sólo tienen dos discos en el mercado -uno del año 2002 y el último Lords Have Mercy del año pasado-. De estos dos álbumes tocaron casi todos los temas. Empezaron el concierto con "Born To Loose", "Move Me", "7th Day”... una tras otra sin apenas parar. Guitarreo por un lado, solo de teclados espectacular con Jake subido encima de ellos, temas nuevos ("Glue Sniffer"), temazos como "Dementia Are Go" y "Knock Knock"... hasta que llegaron a la extenuación.

En los bises, el órgano entre el público. Lo aporrearon durante toda la actuación. No me extraña que se les destrozase durante el viaje entre LA y Madrid. Es un gustazo ir a un concierto y encontrarte con un show de tales dimensiones donde lo básico es disfrutar, tocar y pasárselo bien.

eduslayer -  2.02.2006