websitetemplate.org
 
Introducción > Artículos > Música > Cracker
 
 
 
 
 

Cracker

<Esta crónica ha sido extraida de la web www.riff-fanzine.com>

 

Bikini (Barcelona), 21.enero.2004

El primer concierto del año para un servidor no podía tener mejores expectativas, Cracker ya me habían dejado un gran sabor de boca en el Azkena'03 y los para mí desconocidos You Am I llegaban con buenas referencias. La sala presentaba un lleno respetable si bien no llegó a estar al máximo de su capacidad. Puede que el patrocinio de Mondosonoro a esta gira ayudara, pero creo que Cracker es un grupo con el suficiente tirón para eso.

You Am I, con un sonido deudor de los Who, convencieron a buena parte del personal a base de buen rock and roll. Tim Rogers, líder del grupo, estuvo muy comunicativo durante los cincuenta minutos que duró el show, hablando la mayor parte del tiempo en un castellano bastante correcto y replicando con buen humor a cierto sector "eufórico" del público. A destacar la versión del My Little Red Book de los Love que se marcaron los australianos. Fué una pena no conocer mejor sus temas para disfrutar más del concierto.

Poco después llegaban Cracker al escenario sin la presencia de la sexy Brandy Wood, que desafortunadamente ya no sigue con ellos desde diciembre del año pasado por motivos desconocidos, y con un bajista sustituto, del que no recuerdo el nombre, que simplemente cumplió con su función.

El grupo de David Lowery y John Hickman es ya una banda veterana que no tiene nada que demostrar encima de un escenario. Durante la aproximadamente hora y media (algo más) que duró el show repasaron temas de toda su carrera sin centrarse en ningún álbum en concreto, mostrando la amplitud de registros que tiene la banda. Dejaron libre su ramalazo country con temas como Up Against The Wall Redneck Mothers (dedicado a la política militar de Bush). Pusieron en marcha el ordenador para repasar un par de temas de Forever, Brides of Neptune y Guided by Monkeys. Cabe decir que en directo estos temas ganan en energía y revalorizan un disco que creo que ha sido injustamente menospreciado por tener bases programadas.

Nos obsequiaron también con muchos de sus grandes clásicos, sonaron Teen Angst (What the world needs now) y Euro-Trash Girl (con solo de acordeón por parte de Kenny Margolis incluído) por nombrar algunas. Unas pocas gemas escondidas como la bella Duty Free y alguna versión como Victoria de los Kinks.

Cuando el concierto finalizó después de un único bis, la sensación con la que salí es que acababa de presenciar a uno de los grupos en mejor forma que he visto últimamente, si bien eché en falta a Brandy Wood que les daba un aire de buen rollo (¡no confundir con buenrollismo!) que no llegaron a alcanzar este miércoles, sin olvidar que han perdido a una gran cantante de acompañamiento. Que vuelvan pronto, necesito una nueva dósis de Cracker ya.

Kilgore -  24.03.2005

 

Apolo (Barcelona), 23.noviembre.2006

A juzgar por su último disco, Greenland, y por lo visto en Apolo, Cracker no pasan por su mejor momento musicalmente hablando. El disco, sin ser malo, está a mi parecer por debajo del nivel al que nos tienen acostumbrados Lowery y Hickman, incluso se podría decir que da la sensación que han perdido las ganas en cierto modo, impresión que se ve reforzada por lo que se vio en su última actuación en Barcelona.

El concierto empezó frio, con un David Lowery muy distante y estático, aunque también es cierto que a medida que el reloj corría el ambiente se fue animando. Un público que no llenaba el Apolo pero entregado desde el primer momento, probablemente incluso antes, ayudó a remontar el vuelo, pero el verdadero responsable de la remontada creo que no fue otro que John Hickman. El guitarrista parecía pasárselo en grande en el escenario y conectó rápidamente con los fans, mientras que Lowery, por otro lado, mantuvo su actitud distante a lo largo del show.

La elección del setlist también me pareció inferior a otras ocasiones, aunque esto puede deberse al hecho que el batería no era su batería habitual y posiblemente no conocería todo el repertorio de Cracker. Interpretaron bastantes temas de Greenland, no podía ser de otra manera ya que era el disco que venían a presentar, pero aunque también tocaron bastantes de sus temas más conocidos se echaron en falta otros muchos. Por ejemplo, interpretaron Low, The World Is Mine, Duty Free, etc... pero creo que no sonó nada del Gentleman's Blues, uno de sus mejores trabajos, si no el mejor.

De todos modos, no fue este un mal concierto y el público parecía disfrutar en todo momento. Cracker tienen un repertorio muy variado con lo que es difícil aburrirse en un concierto suyo y en todo momento el sonido fue más que correcto. El problema creo que fue ese, aunque fuera correcto uno esperaba un concierto al nivel del que nos ofrecieron el 2004 y se encontró con unos Cracker a medio gas y desganados, siempre en comparación. Esperemos que vuelvan con energías renovadas.

Kilgore -  20.12.2006