websitetemplate.org
 
Introducción > Artículos > Música > Anthrax
 
 
 
 
 

Anthrax

<Esta crónica ha sido extraida de la web www.riff-fanzine.com>

 

Razzmatazz 2 (Barcelona), 21.febrero.2003

Anthrax, otra vez Anthrax, una y otra vez, clamemos al cielo, Anthrax están en la ciudad. En el mundo del Rock es fácil caer en el olvido y en la bancarrota económica, pero en el no menos duro mundo del pseudoperiodismo, uno puede también caer en las garras de la contradicción, el tedio y el vacío de unas palabras que una y otra vez repiten los mismos esquemas. La perorata anterior viene a justificar lo que muchos habremos podido leer o incluso pensar sobre esta banda. Ensalzar o simplemente reseñar las labores y trayectorias de una banda parece ser la función de plumas y plumillas en esto de la comunicación musical. Pero ante Anthrax sólo caben verdades, y así son.

Ni la guerra química imaginaria ni la guerra real allá donde la civilización empezó sus pasos impidió a la banda más rockera de todo el horizonte Metal machacar a una audiencia en Razzamatazz, rendida de antemano a las canciones del quinteto americano. Con un disco como We've Come For You All como tarjeta de presentación, poco queda más para añadir, ya casi está todo dicho, pero hurguemos un poco más en aquella noche del viernes. A la banda le sobran agallas para tocar durante una hora y cuarenta minutos, sudar la camiseta, ser sencillos sobre el escenario y aún salir a la calle a firmar unos cuantos autógrafos.

Sus cuatro últimos discos rebosan energía y calidad por todas sus caras, unos y ceros o por los surcos del negro vinilo. Representan para mí y supongo para un buen montón de vosotros una de las tetralogias más compactas del Rock, y es que la salida de Belladona supuso en su momento un revulsivo para una banda a la que admitámoslo, se le escapaba un poco el tren. Estábamos ya en los 90's!. A todo esto aún hay que añadirles más aciertos, como el posicionamiento político de John Bush y supongo de toda la banda en estos momentos de inestabilidad política.

Estamos hablando de política, que parece estar reñida con el Rock, pero que forma parte de casi todo en esta vida. Obviamente yo necesitaba su posicionamiento en contra de Bush, el presidente. No hay duda, son una banda de Rock, y son inteligentes, cosa de la que algunos no pueden presumir.

Si todo es tan perfecto, ¿por qué no paro de dar rodeos de palabrería y me concentro en lo fundamental? Sencillamente por dar una visión completa y evidentemente personal de lo que aconteció en aquella noche. Pese a la energía, calidad y empeño de la banda en seguir sonando convincentes, continúo sin entender a gran parte del público, seguro más metido en sus viejos discos y que por no hacer, no siguen ni el ritmo de las nuevas canciones del grupo.

Gente que seguramente preferirían oír al voceras de Belladona, en lugar de a la bestia Bush. Mala suerte chicos. Aún así, sus, me repito, últimas cuatro obras, sobresalen con firmeza entre una serie de canciones un poco pasaditas ya en el tiempo. Los Anthrax de Stomp 442 poco tiene que ver con los de Among The Living. Sin desmerecer aquella etapa, claro está, creo que la banda tendría que apostar un poco más por sus nuevos temas, y reservar los viejos temas para la gira de 40 aniversario. Todos queremos oir I'm The Law, es un clásico, y tal vez Antisocial también, pero cerrar el concierto con Indians me parece casi un despropósito.

Domènec Merchan -  21.03.2005