websitetemplate.org
 
Introducción > Artículos > Cine > Nacho Cerdá
 
 
 
 
 

Nacho Cerdá

Al igual que muchos aficionados al cine de terror, descubrí a Nacho Cerdá por su cortometraje Aftermath (1994) una de las grabaciones mas impactantes que he visto, cuando un amiguete te empieza a hablar de una película que muestra paso a paso una autopsia, que las leyendas urbanas cuentan que se grabó de manera clandestina, y que esta plagada de elementos gore, se convierte en una necesidad ver eso, y cuando lo ves, té das cuenta que se trata de un proyecto muy elaborado, donde las imagenes que se muestran hablan por si solas (se trata de una pelicula sin dialogos) hay momentos que necesité apartar la vista de la pantalla, incluso la duración del metraje creo que se hace excesiva a posta, para incomodar al espectador, y la interpretación de Pep Tosar es memorable... la controversia le dió cierta fama y en 1998, presenta un nuevo corto, Genesis, que le valió una nominación al Goya como Mejor Corto de Ficción del 98, donde Pep vuelve a repetir otra genial interpretación. Todo hacía presagiar que pronto podríamos ver su primer largometraje... pero no fue hasta 2006 que presentó Los Abandonados.

Los Abandonados (2006)

La primera película siempre es especial, en ella hay muchos nervios, muchas ilusiones depositadas, y la esperanza de muchas personas para que todo ese esfuerzo no se quede allí sino que sea el principio de una larga carrera. Los Abandonados de Nacho Cerdá tiene todos estos elementos, no solo por ser la opera prima de este director catalán, sino porque ha sido un proyecto largamente esperado por parte de su realizador, un joven que como muchos otros, después de muchos años como espectador, un buen día decidió coger la cámara y hacer sus propias películas.

Sus cortometrajes The Awakening (1990), Aftermath (1994) y Genesis (1998), estos dos últimos premiados en el festival de Sitges, y el falso documental Ataúdes de luz (2002) y otro corto en el mismo año para un largometraje de episodios que se titulaba "99 euros", se trataba de un experimento en el que varios cineastas de paises europeos debían rodar una historia con ese dinero... apuntaban buenas maneras, llamando la atención no solo a los seguidores del cine fantástico, sino también a la industria. Así como hizo anteriormente su colega Jaime Balagueró, al que le produjo el corto "Días sin luz" (1995), fue de la mano de Lauren Films y de su director y productor Julio Fernández, que Nacho encontró los medios para hacer su primer largometraje, los abandonados. Rodada en Bulgaria y en ingles, ya que la apunta a una distribución internacional ya que fue estrenada en Estados Unidos en mas de 500 salas.

Fue a partir de un guión de su amigo canadiense Karim Hussain que escribió en 1999, y que fue completado y revisado juntamente con Richard Stanley que Nacho Cerdà encontró un proyecto en el que intentar dar un paso mas allá en el cine fantástico que se elabora actualmente, deudor de los clásicos del genero de los años 70, pero trabajando con herramientas que proporcionen una gran calidad de las imágenes, destacando el trabajo de Xavi Giménez, director de fotografía y el sonido, ya que como comentaba el propio director, en la rueda de prensa que dio en el Festival de Sitges, donde fue presentada la película, hay escenas donde se han superpuesto múltiples sonidos distintos para crear la atmósfera necesaria en un film de estas características.

La película explica la historia de Marie (Anastasia Hille) una mujer estadounidense pero de origen ruso, que regresa más de 40 años después al país de donde fue adoptada, para hacerse cargo de una granja que ha heredado por parte de sus padres biológicos y que actualmente se encuentra abandonada en medio de bosques y rodeada por un río. Una situación un tanto inverosímil, como también lo es en algunos otros tramos del guión donde aprovechando que se trata de una película de terror, se dejan muchos cabos sueltos o se resuelven las historias paralelas muy rápidamente, como los motivos de la aparición del protagonista masculino Nicolai (Karel Roden), para primar en todo momento la reacción de la protagonista ante todo lo que acontece. Es la intención de su director, recrear en el espectador las sensaciones por las que va pasando la protagonista a lo largo de la película con un final de auténtica locura. Donde pasado y presente se dan la mano para que los personajes persigan su destino de manera desesperada.

Es pues una película de sensaciones, donde lo más recomendable es dejarse llevar de la mano de su director, su intención es hacérnoslo pasar mal, y os aseguro que lo consigue.