websitetemplate.org
 
Introducción > Artículos > Cine > Lars Von Trier
 
 
 
 
 

Lars Von Trier

La única regla es que no hay reglas, en eso se debería haber reducido el famoso manifiesto Dogma 95, que redactó Lars Von Trier con su amigo Thomas Vinterberg, seguramente en una noche de borrachera... porque ellos hicieron todo lo contrario a lo dicho, tras jurar que como directores cumplirian las estrictas normas de su manifiesto, rodaron una película cada uno que sí se ceñía a las normas, vendiendo la moto a todo el mundo, y cuando empezaron su siguiente proyecto se olvidaron por completo de todo lo dicho.

Si lo miramos por el lado negativo, se rieron de todos nosotros, y dieron rienda suelta a muchos directores plastas, para que su nombre apareciese fugazmente dentro de dicho colectivo, durante un tiempo la grácia para muchos directores noveles era ser el primero en rodar una peli dogma en su pais. Un gallego, Juan Pinzás fue el afortunado españolito en conseguir el primer certificado dogma 95 para una pelicula española con 'Erase otra vez', y no solo eso, hizo una segunda 'Dias de boda' y cuando pidió el certificado para la tercera, 'El desenlace' (2002), Lars se lo dió, pero le dijo que lo del Dogma ya se había acabado, parece ser que fué el ultimo en enterarse de la broma... pero no todo es malo, lo bueno es que sirvió de excusa para ver alguna pelicula buena, como por ejemplo Celebración (1998) de Vinterberg, o la influencia que tuvo este movimiento en otros directores, que supieron llevar a su terreno la idea, como Alejandro González Iñárritu o Winterbottom.

Los Idiotas (1998)

Los que salían del cine después de ver esta película y creían haber visto el futuro del cine, o eran los típicos 'modernos' que se apuntan a la última tendencia sea lo que sea o no tenían ni puñetera idea de lo que es disfrutar una pelicula de cine. Los Idiotas no es una película cómoda de ver, y con eso no estoy diciendo que sea una mala película, al contrario, si te la tomas como lo que és, un simple divertimento, es una pelicula perfecta para hecharte unas risas con las escenas cachondas o poner ojos como platos, en las salidas de tono que aparecen a lo largo del film, sobretodo al final de este, pero no mas. Eso sí, si es la primera pelicula que vés de Lars Von Trier, te deja con ganas de saber más de este director, porque alguien capaz de grabar algo así y de esta manera, tiene que ser un tipo especial.

Rompiendo las olas (1996)

Me hice con todas las películas VHS que pude encontrar del director danés, fué facil, porque después de Los Idiotas se había convertido en el director de moda de los 'alternativos' y Manga Films, edito su obra previa, la primera que llamó mi atención fue esta Rompiendo las olas, que se supone es la primera parte de la trilogía 'Golden Heart', que continuó con Los Idiotas y terminaría con Bailando en la oscuridad. En ella destaca por encima de todo la iterpretación de Emily Watson, curiosamente son mujeres las protagonistas de estas tres peliculas, y en todas ellas el mensaje que se presenta es común: el amor inocente, pero usado este por los que rodean a las protagonistas para aprovecharse de ellas. Lastima que para contar esto, el director necesitase de tanto metraje de film, y tantos silencios y pausas dramáticas. Mucho mas interesante me resulto la primera trilogía sobre Europa, El elemento del crimen (1984), Epidemic (1988) y Europa (1991), sobretodo esta última, rodada en blanco y negro con algunos momentos de color, consiguió el premio a la mejor película en el festival de Sitges, destacando no tanto por el guión sinó por como el director lleva a la pantalla la historia, sin resultar innecesarias las filigranas técnicas, sinó útiles para que el espectador se sienta atraído por una trama que de por sí no parece que puedar dar mucho.

Bailando en la oscuridad (2000)

Consiguiendo la palma de oro de cannes por este film, de genero drama-musical, protagonizado por Bjork, fue una película muy aplaudida por la crítica, sobretodo por la crítica que tiene a Bjork en un pedestal, como no es mi caso, me parecio una pelicula muy pesada de ver, y como es obvio, la protagonista no despertó ni un apice de ternura en mi corazón, al contrario, cuando abría la boca para cantar, hubiese deseado que en el siguiente plano el cañón de una pistola taponara su boca y esparciera sus sesos en la pared mas cercana. Menos mal que al final se hace justicia, y quedan las cosas en su sitio. Esta vez, mi sensación al salir de la sala era de culpabilidad, por haber entrado a verla, si lo ponia muy claro en el cartel, sale Bjork, no podia culpar a Lars, yo ya sabía a lo que iba...

Dogville (2003), Manderlay (2005) y Washington

Esta es la llamada trilogía Estados Unidos, donde en una vuelta de tuerca mas, el director danés, intenta colarnos unas peliculas que casi tenemos que imaginarnos en nuestra mente para terminar de ver... el juego consiste en rodar en un teatro vacio, donde marcas en el suelo trazan los límites del lugar donde transcurren las escenas, y los actores, como si de un ensayo sin decorados se tratara, interpretan sus personajes. La verdad es que resulta raro al principio, pero terminas por acostumbrarte y entrar en la historia. En este caso es tambien una mujer, Nicole Kidman, la que centra toda la atención del espectador, al contrario que en sus peliculas anteriores donde lo que primaba eran los efectos visuales, o la manera de rodar el film, aqui todo el mérito es del texto y la interpretación de los actores y como pasó con Los Idiotas, se trata de buenas peliculas, pero dudo que a nadie le guste revisionarlas frecuentemente, ya que parecen mas un material con una finalidad docente, que para el disfrute del público general.